“Emergo” (2011) mejor conocida como “Apartamento 143”

Dir. Carles Torrens

A diferencia de lo que ocurre con los vampiros, hombres lobo y otras creaturas del folclor cuya existencia se entiende como puramente fantástica, en el caso de los fantasmas esta cuestión es mucho más controvertida. Ante la dificultad para explicar ciertos eventos paranormales, existen grupos de personas con la meta de estudiar e investigar supuestos casos de actividad paranormal. Claro, muchos de estos grupos caminan en la delgada línea entre la ciencia y la superstición, pero su existencia es testamento de que la fascinación por los fantasmas está más viva que nunca. El mundo de estos investigadores paranormales capturó la imaginación del cineasta Español Rodrigo Cortés, inspirándolo a escribir la cinta “Red Lights”. Sin embargo, su investigación fue tan extensa que dio pié a un segundo guión que tituló “Emergo”. Y este guión significó la gran oportunidad para el joven cineasta Carles Torrens, a quien Cortés eligió para desarrollarlo.

“Emergo”, palabra que en latín significa “aparecer”, cuenta la historia de un equipo de investigadores de lo paranormal que deciden estudiar un caso de aparente embrujo en un apartamento. El equipo consiste del Dr. Helzer (Michael O’Keefe), su asistente Ellen (Fiona Glascott) y el experto técnico Paul (Rick Gonzalez), quienes se adentran al departamento 143 donde viven Alan White (Kai Lennox) y sus hijos Caitlin (Gia Mantegna) y Benny (Damian Roman). En el apartamento, Paul y Ellen comienzan a instalar sus aparatos: detectores de movimiento, cámaras en cada habitación, y detectores de señales electromagnéticas. La razon de esto es que la familia White ha sufrido actividad paranormal desde la muerte de la esposa de Alan. Ruidos en la casa, objetos que se mueven, y la terrible sensación de que no están solos. Para colmo de males, la relación entre Alan y Caitlin no es nada buena, haciendo más difícil la labor de los investigadores.

Rebautizada con el título internacional de “Apartamento 143”, la cinta narra básicamente la experiencia de los tres investigadores al enfrentarse a un caso real de embrujo. Lo interesante de la trama es que su autor, Rodrigo Cortés, le da un enfoque de realismo al como se desarrollan los personajes en el apartamento. Es decir, los investigadores de Cortés no son meros aficionados, se asumen como científicos y actúan como tales, movidos por una curiosidad con la que vencen al temor. Este punto da a la cinta una mayor verosimilitud, pues en cierta forma justifica el que los personajes sigan grabando a pesar de lo que viven. En general, “Emergo” se distingue de muchas cintas de falso documental por el simple hecho de que hay un esfuerzo consciente de desarrollar a sus personajes y darles una personalidad definida. Esto le da una mayor frescura a la historia, algo benéfico pues la trama en sí no se caracteriza por su originalidad.

Desarrollando su cinta como un falso documental, el joven debutante Carles Torrens presenta una historia contada por la suma de lo grabado por las cámaras que el equipó ha instalado en toda la casa. Así, la cinta incluye tomas de cámaras de seguridad, tomas de una cámara profesional, grabaciones de una handycam e incluso de un teléfono célular. Visualmente esto la vuelve muy rica, Óscar Durán resultando en una buena variedad de estilos visuales, que no sólo lucen bien, sino que además son justificados por la propuesta visual de Torrens. Sin embargo, no todo es perfecto en “Emergo”, pues a pesar de presentar un interesante manejo de cámaras, la narrativa visual de Torrens es en general deficiente, y esto se aprecia en el ritmo tan dispar que la cinta tiene en ocasiones, pues hay más de un momento en que la acción se alenta demasiado y simplemente no pasa nada, además de un par de largas escenas de diálogos expositivos que podrían haberse resuelto en forma más ágil.

Cabe destacar que aunque nada sorprendentes, sí hay varias actuaciones de gran calidad en “Emergo”, principalmente quienes interpretan a los miembros del equipo de investigación paranormal. Michael O’Keefe, que interpreta al líder del equipo, el Dr. Helzer, realiza un buen trabajo como la voz de la razón en la cinta, escéptico a la explicación sobrenatural de una casa embrujada y decidido a encontrar el verdadero origen de lo que está ocurriendo en la casa de los White. Rick Gonzalez y Fiona Glascott también dan buenas interpretaciones, y la química entre ellos es bastante buena. Gonzalez sobre todo demuestra un buen toque cómico, pues sin ser exagerado, aligera el tono serio del filme. Gia Mantegna (hija del actor Joe Mantegna), quien interpreta a Caitlin también brinda un buen trabajo como la rebelde hija adolescente de Alan, aunque ciertamente sobreactúa en ocasiones.

El punto negativo del elenco es sin duda Kai Lennox, quien brinda una interpretación bastante pobre como Alan White, demasiado sobreactuado y artifical en su actuación. Esto se vuelve particularmente notorio en el par de largas escenas donde el director Torrens deja a su personaje explicarse. No sólo las tomas son largas y rompen con el ritmo de la cinta, Lennox no saca ningun provecho de ellas y al contrario, sus limitaciones actorales quedan al descubierto. Probablemente decisiones como esta provengan de su falta de experiencia, pero la torpe dirección de Torrens realmente afecta a “Emergo” y la vuelve un poco cansada y aburrida, a pesar de su corta duración. Aunque claro, hay momentos bien logrados en la cinta, particularmente el climax es una efectiva escena que conjuga perfectamente lo fantástico con lo realista (lo que todo falso documental debería hacer) en una muy bien concebida escena.

Hay muchas cosas buenas en “Emergo”, cosas donde realmente supera a la mayoría de las cintas de “metraje encontrado”. Sin embargo, tristemente también hay una buena cantidad de puntos negativos que restan valor a esta película. Ciertamente, Rodrigo Cortés cimenta su reputación como un autor de género que se arriesga con propuestas nuevas en cada proyecto (como ya demostró en su propia cinta, “Buried”); pero a su pupilo Torrens desafortunadamente le pesó la falta de experiencia. De cualquier manera, a pesar de los errores Torrens demuestra en “Emergo” tener una interesante visión, fresca y original, y eso no cualquier debutante logra.

J. Luis Rivera